Miss Von Teese, 12 points

Había una vez una niña que soñó con bailar desnuda. Dejó las clases de ballet para empezar a trabajar en una tienda de lencería y al llegar a casa leía a escondidas las antiguas revistas Playboy de su padre. No es extraño que de este modo comenzara a soñar con un mundo de lencería y corsés, que pronto empezó a coleccionar.

Cuando muy joven empezó a bailar en locales de streap tease, tenía claro que no quería ser una más. Tiñó su melena rubia de negro para parecerse a Betty Page, y escogía cuidadosamente la ropa que iba a quitarse buscando siempre una estética Pin Up. Y es que Dita Von Teese (aunque aún no se llamara así), hacía streap tease de autor.

A principios de los 90 Dita aparecería ya con el nombre que todos la conocemos en aquella revista que años antes leía a escondidas, Playboy. El nombre de Dita se lo puso por la actriz polaca Dita Parlo, y el apellido Von Tesse lo seleccionó buscando en una guía telefónica. Aunque el azar tuvo sería el encargado de decir la última palabra. Ella eligió Von Tresse, pero un error de impresión la bautizaría para siempre como Dita Von Teese.

De aquí en adelante todos sabemos. Dita en las pasarelas, Dita con Marilyn Manson, Dita posando para Wonder Bra, Dita desnudándose en una copa de Martini… Y ahora lo nuevo. Dita irá a eurovisión. ¿A cantar? Claro que no, a bailar con la sensualidad que sólo ella sabe hacerlo. La Pin Up acompañará a Alex Christensen y Oscar Loya, los representantes de Alemania, para convertirse en la protagonista de su canción Miss Kiss Kiss Bang.

¿Que a Dita no le pega esta ordinariez? Muy probablemente no, pero al menos tendremos la oportunidad de disfrutar de un poco de burlesque por muy refrito que venga con otras actuaciones de “lo mejor de la música europea”. No os preocupéis que, si no queréis ver el festival, seguro que los telediarios hacen su función de zapping. Entre crisis o gripes porcinas siempre habrá hueco para hablar de una mujer como Dita.

Anuncios